Blogia
misioncultural

Ayúdame Dios a ser como un niño y encontrarte como ellos en lo más sencillo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Hugo Ávila Gómez -

Me uno a esta oración, Lourdes. Dice Rubem Alves que hemos aprendido el trabajo y desaprendido el juego. El precio de ser adultos y el abandono de la niñez. Procuremos hacer más placentero y creativo el trabajo, para que vaya dejando de ser una carga, y se convierta en fuente de alegría y realización personal. ¡Feliz Año 2009!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres